GARDEL

(poema)

 

 

Sigues estando en  las cosas

Que conjugan el verbo de los días,

Permaneces en el domicilio del tiempo,

Existes...

Y es en tú siempre, a la voz vertical que nos transita

Originando el milagro.

Una indivisible devolución elemental de cosas

Se registran por ejemplo, digo: por ejemplo,

En aquel pasao de chatas y de rosas, la pared demorada,

Una trastienda, una lonja de barro que mide la calle

Del arrabal desolado

Y todo un cielo de nubes pardas,

Y el olvido pedido a la copa de ajenjo.

 

Contrapinta carpetera, sin balurdo, cadenera

Nunca tendrás parecido.

Devuelto en el milagro de tu acento cabeceado

Inalcanzable, único, el más sin par,

El solo, eternizado,

Al evocarte en figura y en nombre quiero decirme,

Que en tu canto se domicilia, única

La honda raíz del hombre.

 

Letra : Julián Centeya  (Amleto Enrico Vergiati)

Música : ---

 

 

AtrásMenú Principal