VISIÓN DE AYER

 

 

 

Bajo la lluvia de aquella eterna noche

Muy tristemente pasaste cual visión,

Como una sombra marcando derroche

De pobreza infinita, que heló mi corazón.

Fue rudo golpe encontrarte en mi camino

Verte hecha andrajos y muerta tu ilusión,

Tus ambiciones castigó el destino

Pero yo a ti, en cambio, te daré mi bendición.

 

Yo me acuerdo de esos días

Y esas noches de pasión,

Cuando junto a mí decías:

“Tuya siempre seré yo”.

Y pensar que me mentías

Que me heriste a traición,

Dejándome en cambio, frías

Las fibras del corazón.

 

Seguís las huellas de las almas vencidas

Ya nada queda del pasado esplendor,

Y en caravanas, como alondras perdidas

Marchas como otras tantas a una vida mejor.

Y cuando cierren tus sangrantes heridas

Y comparezcas a los pies del Señor,

Pediré al cielo, las manos unidas

Una dulce plegaria que redima nuestro amor.

 

Letra :  ?

Música :  ?

 

 

AtrásMenú Principal