VIEJO CURDA

 

 

 

Viejo curda, tiene visto tantas noches,

Embriagado entre unos cuantos parroquianos,

Siendo escarnio de esos hombres inhumanos

Que se rieron, sin fijarse en tu aflicción.

 

Viejo curda, tiene visto tantas noches,

Con un vaso entre sus manos temblorosas,

Meditando, sabe Dios, qué tristes cosas

Que agobiaban a tu pobre corazón.

 

Cuántas veces fuiste risa

De los traviesos purretes,

Por los tantos firuletes

Que tu equilibrio exigió.

Y en vez de insultar tus labios

Por las burlas, sonreías,

Mientras que las alegrías

No acallaban tu dolor.

 

Viejo curda, sin quererlo yo he sabido

Esa causa por la cual te emborrachabas,

Vieja pena que ambicioso, la ocultabas

Es que nunca la quisiste divulgar.

 

Era un nombre pronunciado con acento

De cariño que jamás hube escuchado,

Y dijiste: “Vieja mía, me has dejado

pero nunca tu recuerdo he de olvidar”.

 

Letra : José De Grandis  (José Pedro De Grandis)

Música : Guillermo Desiderio Barbieri

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.224, el 06-10-1927)

 

 

AtrásMenú Principal