VIEJA ESQUINA

 

 

 

Esquina porteña, de aquel barrio humilde

Con calles de barro y luz de farol,

Llegando la hora de la despedida

Mis ojos se nublan por un lagrimón.

 

Me llevo en el alma, tu casita blanca

Rincón donde queda esperando un amor,

Y el grato recuerdo de cien serenatas

Que evocan las noches de un tiempo mejor.

 

Angustia...

De abandonar lo querido.

Nostalgia...

Por los momentos vividos,

Al recordar las horas, soñando en su balcón,

Qué triste y solo, se hallará mi corazón.

 

Me alejo...

Llevándome el alma herida.

Pues dejo...

Lo que más quiero en la vida,

Mi madre, mis amigos, la esquina y mi querer,

Por esa causa pronto, pronto volveré.

 

Adiós vieja esquina, de mi barrio humilde

Rincón de recuerdos, de mi juventud.

 

Letra : Roberto Lambertucci

Música : Mario Perini

 

Grabado por la orquesta de Ricardo Tanturi con la voz de Enrique Campos.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal