USTED SABE, SEÑOR JUEZ

 

 

 

Yo no sé, señor juez, ya no me acuerdo,
El instinto fatal me dominó,
Lo quería, con cariño tan inmenso
Y el infame, señor juez, me abandonó.
Soy culpable y reconozco mi delito
Pero escuchen, señores, mi dolor,
Pues me sale del alma como un grito
Y preciso consolar mi corazón.
 
Con mi madre yo vivía
Y era feliz a su lado,
Sin pensar que un mal día
Me siguiese aquel malvado;
Y una fatal mañanita
Llena de sol, yo lo vi,
Me olvidé de mi viejita
Y ciega de amor yo caí.
 
Al principio fueron dulces mis amores
Pero, de pronto, la hilacha me mostró,
Y mi cuerpo he vendido yo, señor
Pa´ que no le faltase ni un botón.
Pero todo se acaba y esa noche
Que lo vi con otra, me cegué,
Y poniendo a mi suerte triste broche
Usted sabe, señor juez, que lo maté.

 

Letra : Alfredo Ramos Merillas

Música : Orestes Cúfaro

 

Grabado por Azucena Maizani con el acompañamiento de Roberto Zerrillo y Oreste Cúfaro en piano y violín.

 

 

AtrásMenú Principal