SOÑANDO

 

 

 

Dulce vivir feliz de mis amores
Con la esperanza, rayo de calma,
Como se va perdiendo en un suspiro
Con sus dolores toda mi alma.
Era su amor muy cálido y ardiente
Era un torrente murmurador,
Y era su boca con la sonrisa
Arrullo y vida del corazón.
 
Ya no estás junto a mi lado
Ya ni te veo siquiera,
Ni en tu negra cabellera
Puedo mis besos dejar.
Se fueron mis alegrías
Se acabaron tus encantos,
Y siento al llorarte tanto
Que me consume el pesar.
 
Soñando, siempre soñando
Con tu divina hermosura,
Mi vida se va acabando
Por una eterna amargura.
Y es tan fatal mi desgracia
Que sólo te puedo dar,
Miro a mi cuarto tan pobre
El retrato que me diera,
Y al contemplarlo quisiera
Que su alma viviese en él,
Para que también llorase
Por su destino tan cruel.
 
Tu juventud fue como un débil lirio
Que arrastró el viento de la inclemencia,
Así cayó de un golpe tu existencia
Como en mi alma tan cruel martirio.
Y este dolor, que llevo tan profundo
Me hunde en el mundo de mi sufrir,
Siento mi ser que dentro de un segundo

Al evocarte, creo morir.

 

Letra : Eugenio Cárdenas  (Asencio Eugenio Rodríguez)

Música : Paquita Bernardo  (Francisca Cruz Bernardo)

 

Grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras. (sello Odeón Nº 18.138) (1925)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal