RACCONTO

(1963)

 

 

Horas que el alma llora
Que busco ahora para volver,
Lejos, están muy lejos
Como reflejos del tiempo aquél.
 
Apenas mi recuerdo las evoca, vuelvo a ver
La dulce calle del ayer,
Pero lo que yo quiero
Volver a cero, no puede ser.
 
El corazón
Se iluminó en una esquina.
Mi caserón,
Mi techo azul de glicinas.
 
Confabular
De quinceañeros domingos.
Para matar
Al “once” bravo del gringo.
 
Salir a caminar
Por la barriada.
Cargar con el final
De algún farol.
 
Y acomodar
El tango aquel en la boca,
Para nombrar
A la que esquiva y provoca.
 
Azul marino el callejón,
Dorada la ilusión...
Vivir para después.

 

Letra : Margarita Durán

Música : Carlos García  (Carlos Juan Pedro García)

 

Grabado por la orquesta de Aníbal Troilo con la voz de Nelly Vázquez.

Grabado por Olga Cabrera con el acompañamiento de la orquesta de Daniel Lomuto.

 

 

AtrásMenú Principal