POBRE CORAZÓN

(Yo era un corazón)

 

 

Estoy con mi pena, de frente a la vida,
Rasgada en jirones mi felicidad,
Golpean en mi alma con voz desteñida
Las horas vacías de mi soledad.
Con ronda de sombras, me cerca el hastío,
Se empañan mis ojos al ver regresar,
En triste bandada, pichones con frío
Mis sueños que apenas sabían volar.
 
Yo era un corazón partido en dos,
Llené un espacio con la imagen maternal,
Pues mi egoísmo reservaba para vos...
El lado izquierdo... manantial de mis ternuras.
De la duda sufrí la mordedura,
De los celos la tortura, de olvidos el terror,
Hoy, ya sin madre, le pregunto a tu ambición:
¿Qué vas a hacer con este pobre corazón?
 
Yo siempre te espero, te reza mi anhelo,
Yo siempre te espero, repite la flor,
Un “siempre te espero” que va rumbo al cielo,
Y enciende una estrella... si muere un amor.
Si acaso ya es tarde, cuando hayas venido
Aquí, donde un sueño cansado cayó,
La brisa y el árbol, la rosa y el nido
Dirán a tu oído... ¡Aquí te esperó!

 

Letra : Alfredo Navarrine

Música : Lucio Demare

 

Grabado por Agustín Irusta con acompañamiento de orquesta.

 

 

AtrásMenú Principal