VIRGEN DE LA SERRANÍA

 

 

 

Virgencita mía que sabés su pena

Que sabés la angustia que la hace llorar,

Apagá el tormento a mi almita buena

Porque a mi serrano no puedo olvidar...!     (1)

Soy una paloma que andando en las malas  (2)

Dejé aquel pueblito que me vio nacer,

Y vine rendida batiendo las alas                   (3)

Por ver si consigo mi dulce querer...!

 

Ayer he sabido

¡Virgencita querida!

Que lo vieron aquí

Y rezando por mí

Elevó una oración...

Por eso he venido

En busca de consuelo

Y que Dios desde allí

Oiga el ruego febril

De quien muere de amor...!

 

Virgencita buena de la serranía

Que todas las noches me viste rezar,

Atiende mi ruego, mis ansias, Virgen mía

Que es triste, muy triste, la pena de amar...!

Decile que cese de hacerme desaires

Que no haga que muera de tanto dolor,

Que por su cariño llegué a Buenos Aires

Y al irme deseo llevarme su amor...!

 

Para hombre:

(1)    Porque a mi serrana no puedo olvidar...!

(2)    Soy un serranito que andando en las malas

(3)    Y vine rendido batiendo las alas

 

Letra : Alberto Cosentino

Música : Osvaldo Donato

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con las voces de Armando Laborde y Osvaldo Ramos.

 

                       

AtrásMenú Principal