VIEJA VIOLA  (MI)

(1950)

 

 

Vieja viola, garufera y vibradora

De las horas de parranda y copetín,

De las tantas serenatas a la “lora”

Que hoy es dueña de mi cuore y la “trompa” del bulín.

Cómo estás de abandonada y silenciosa

Después que fuiste mi sueño de cantor,

Quién te ha oído sonar “papa” y melodiosa

No dice que sos la diosa, de mi pobre corazón...

 

Es que la “gola” se va...

Y la fama es puro cuento,

Andando mal y sin “vento”

Todo, todo se acabó.

Hoy sólo queda el recuerdo

De pasadas alegrías,

Pero estás vos viola mía

Hasta que me vaya yo...

 

Cuántas noches bajo el brazo de la “zurda”

Por cubrirte del sereno te llevé,

Y por más que me encontrase bien en curda

Consevándome en la línea, de otros curdas te cuidé.

Si los años de la vida me componen

Y la suerte me “rempuja” a encarrilar,

Yo te juro que te cambio los bordones

Me rechiflo del escabio y te vuelvo a hacer sonar.

 

Letra : Salvador Frías y Humberto Correa

Música : Humberto Correa

 

Grabado por Ángel Vargas con el acompañamiento de la orquesta de Eduardo Del Piano. (20–10–1950)

Grabado por la orquesta de Aníbal Troilo con la voz de Jorge Casal.

Grabado por Alberto Marino con el acompañamiento de la orquesta de Hugo Baralis. (sello Odeón N° 55.357)

 

                       

AtrásMenú Principal