VENDIDA

 

 

 

Si estás oyendo el tango, que yo te he dedicado

Mujer mercadería, vendida cien por cien,

Sabrás que el que lo canta, fue en un tiempo tu amado

Aquel que abandonaste, por creerte “niña bien”.

Ese hombre tan sencillo, sincero y consejero

Que mil veces te dijo: dejá tu berretín,

¿No ves que tiene espinas tu oscuro y cruel sendero

y es un engaño inmenso ser reina del festín?

 

Vendida,

Te compraron y enseguida

Vos rodaste por la vida

Porque estabas engrupida

Con tu gran belleza en flor.

Vendida,

Por tu anhelo de grandezas

Despreciaste la tibieza,

De un hogar y la nobleza

De un sincero y puro amor.

 

Venís dándote corte con muchos apellidos

Del más puro abolengo y rancia sociedad,

Que no te pertenecen pues soy un convencido

Que sos Josefa Pérez en la de identidad.

Ganaste la deshonra, perdiste la vergüenza

Y hoy pese a todo el lujo que tenés en tu haber,

Yo sé que muchas veces tu pobre mate piensa

Lo lindo que sería ser buena como ayer.

 

Vendida,

La de la risa fingida

Que me dijo: tu querida

Para siempre en esta vida

Con cariño yo he de ser.

Hoy veo,

Que vos nunca mereciste

El amor que ayer tuviste,

Y que luego despreciaste

Por ser falsa y cruel mujer.

 

Letra y música : Oscar A. Scarone

 

                 

AtrásMenú Principal