SIEMPRE TUYA

(vals)

 

 

El dolor que en mi pecho sentí

Esa tarde en el rosedal,

Cuando al lado de otra te vi

Cariñoso, risueño y triunfal.

No he borrado de mi alma el querer

Que entre besos de dicha nació,

Y por más

Que arrastre nuestro amor

No podrás

Marchitar mi más dulce ilusión.

 

Buscarás y no hallarás

Otro amor, para el mío olvidar,

Pues tu fiel corazón

Te viene haciendo traición.

Porque no me has de negar

Que mi pobre alma es la tuya también,

Y que habré de alcanzar

La ilusión que forjé.

 

Siempre tuya seré y no habrá

Quien arranque de mi alma este amor,

Ni el Señor de los Cielos podrá

Que se torne esta dicha en rencor.

Llegarán hasta mi corazón

Esos triunfos que a diario lográs,

Y serán

Como una bendición

Que darán

Fortaleza a mi ardiente pasión.

 

Letra : Domingo Rosa

Música : Ataliva Montenegro

 

(partitura edición c. 1944)

 

 

AtrásMenú Principal