SEÑORA PRINCESA

(vals)

 

 

Te dirán por doquiera que vayas: “Señora princesa”

Te dirán que la virgen morena te dio su mirar,

Las estrellas, celosas... mirarán tu belleza

Y a tu lado las flores más bellas, se avergonzarán.

Pero sé que estarán en tu vida, mis pobres canciones

Y esos ojos, que yo tanto admiro, se humedecerán,

Porque nada es más lindo en la vida

Que quererse, adorarse y besarse,

Y por eso, “Señora princesa”

No me olvidarás.

 

No me extraña que ahora te llamen: “Señora princesa”

Pero nunca podrán ofrecerte, mi sinceridad,

Llegarán a tu oído... los más dulces piropos

Pero nadie sabrá comprenderte, en tu intimidad.

Hoy podrás engañar a tus sueños, en brazos extraños

Pero el tiempo, que todo lo sabe, dirá la verdad,

Porque sólo es eterno en la vida

El amor que es sincero y se aprecia,

Lo demás, mi “Señora princesa”

Asoma y se va...

 

Qué te importa que todos te digan: “Señora princesa”

Si en su mundo mendigo y perverso, está el interés,

La belleza de tu alma... la despierta tu cuerpo

Lo demás es mentira egoísta que enciende la sed.

En la corte de oro y de plata, que todos te ofrecen

Hallarás el inmenso castigo, de la falsedad,

Porque nada es más lindo en la vida

Que el amor que es sincero y se aprecia,

Lo demás, mi “Señora princesa”

Asoma y se va...

 

Letra : Roberto Lambertucci

Música : Atilio Luis Bruni

 

Grabado por la orquesta de Héctor Varela con la voz de Raúl Lavié.

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Mario Bustos.

 

 

AtrásMenú Principal