SENDA FLORIDA

 

 

 

Por esta senda donde un bello ruiseñor

Cantaba alegre sobre un viejo ventanal,

Por esta senda yo he volcado, de mi infancia

Las arrogancias de mis sueños de esplendor.

Aquí del canto de las brisas aprendí,

Las armonías de una dicha singular,

Y el alba radiante, con su deslumbrante

Corola de luces, me enseñó a adorar.

 

Bella senda,

Donde mi alma, aprendió a querer,

Donde con mis juegos placenteros

Pasé los años primeros,

Que ya no pueden volver.

Felices años que adoraba con vehemencia

Bajo el sol de la inocencia

Que me hacía enternecer.

Soy un jilguero que va volando, volando

Y su canto va dejando con infinito fervor.

Pues en tu senda que está llena de esplendores

Con las más fragantes flores

Hice mi nido de amor.

 

En un recodo de tu senda está mi hogar,

Donde mi amada, con dulcísima emoción,

Dice a la vida la belleza que la inunda,

Con las palabras que modula su canción.

Senda florida que jamás olvidaré,

Bendita senda donde las dichas bebí,

Y que has perfumado el goce anhelado

De verme inundado de azul porvenir...

 

Letra : Eugenio Cárdenas  (Asencio Eugenio Rodríguez)

Música : Rafael Rossi  (Rafael Rossa)

 

Grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras. (sello Odeón Nº 18.261)

 

                       

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal