SEGUNDO PATIO     

 

 

 

Con un montón de ausencias nos creció tu leyenda.
La pena demorada del bandoneón de Arolas,
Llegaban entre sombras jaileifes de otras cepas,
Se chairaban cuchillos, las hembras eran otras.
 
Y estaba con los duendes de tu casa, la higuera
De aquel segundo patio de bailongo y amor.
Llegó un compadre de antes. Felisa fue su grela
Naciendo en la novela del tiempo estabas vos.
 
Con el segundo patio
Del ayer, piecita de altos...
La esquina de almacén
¡Convidá un faso!...
 
Con el segundo patio
Del laurel
(Roldana y tachos)
Que alegraste, tal vez,
Silbando tangos...
 
¡La vida nochiluna!
La vereda y el árbol.
Para trepar la altura
Del cielo
Estabas vos...
 
Las calles del Abasto son, al fin, piedras viejas
Que juntan las esquinas del corazón y lloran.
Remotos, sus boliches contaban peripecias
De inventores de versos, de guapos y de mozas...
 
Ya estabas en las cosas de verdad, con la entera
Presencia milagrosa del lejano cantor.
Dormiste tu silencio soñando en una puerta.
Por el segundo patio, tangueando estaba Dios.
 
Letra : Cátulo Castillo  (Ovidio Cátulo González Castillo)
Música : Juan Larenza

 

 

A “Letras”   A “Autor    Menú Principal