SEAMOS AMIGOS

 

 

 

Yo no vengo buscando que perdones

Si fuiste la culpable o si lo he sido yo,

Ni pretendo echar veneno o faltas

A la ilusión más grande, que mi mente acarició.

Yo no vengo tampoco a humillarme

Doblando la cabeza o pidiendo piedad,

Sólo quiero mirándote a la cara

Extenderte las manos de la cordialidad.

 

Pensando así, en todo lo que hiciste

Quizá para mi bien o por mi mal,

Pienso que no es noble aborrecerte

Y que es más de hombre, olvidar y perdonar.

Te quise como a nadie en este mundo

Te he amado con la más leal pasión,

Y tú, clavaste un dardo en lo profundo

Del pobre y desdichado corazón.

 

Yo quisiera que amaras con locura

Para que comprendieras lo que te quise yo,

Que recibas en pago la amargura

Las penas y desdenes en que mi alma se anidó.

Que vivieras las horas más amargas

Pensando las torturas que encierra el desamor,

Y es posible que seamos amigos

Y unamos el recuerdo de un verdadero amor.

 

Letra : Príncipe Cubano  (Ángel Sánchez Carreño)

Música : Domingo Rullo  (Domingo Rullo Basílico)

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Alberto Echagüe.

Grabado por la orquesta de Rodolfo Biagi con la voz de Alberto Amor.

 

 

AtrásMenú Principal