SE LO CONTÉ AL BANDONEÓN

 

 

 

Al tango lo encontré por una esquina

Hablaba de una luna y un farol,

Del áspero rigor de las rencillas

De sedas, de caricia en el amor...

Le abrí mi corazón enamorado

Y hablando de tu nombre y mi ilusión,

Nos fuimos por la vida, de la mano

Amigos para siempre, el tango y yo.

 

Pero el tango no era triste

Quien lo hizo triste fui yo,

Cuando el día que te fuiste

Se lo conté al bandoneón.

Desde entonces, amargado

Porque entendió mi emoción,

Por el dolor de un hermano

El tango también lloró...

Pero el tango no era triste

Quien lo hizo triste fui yo.

 

Hoy anda desahogándose en lamentos

Llorando tu desvío y mi dolor,

Que llama por las calles del recuerdo

Tu nombre, que en mis labios no murió.

Parece que no fuera el que en la esquina

Me hablaba de una luna y un farol,

Mas es como fue siempre, voz amiga

Que le habla mano a mano al corazón.

 

Coda:

Pero el tango no era triste

Quien lo hizo triste fui yo,

Cuando el día en que te fuiste

Se lo conté al bandoneón.

 

Letra : Carlos Bahr  (Carlos Andrés Bahr)

Música : Francisco Trópoli  (Francisco Tróppoli)

 

Grabado por la orquesta de Alfredo De Ángelis con la voz de Oscar Larroca.

 

                       

A “Letras   A “Autor    Menú Principal