SE LLAMABA EDUARDO AROLAS

(Adiós Arolas)

 

 

Con tu bandoneón querido

Eduardo Arolas te fuiste,

Enfermo de amor y triste

En busca de olvido.

No se apartó de tu lado

Aquel amor del que huías,

Y al escapar, te seguía

Una sombra de mujer.

 

El veneno verde del pernod

Fue tu amigo de bohemia,

Y tu triste inspiración

Floreció en tu bandoneón

Como flores de tu anemia.

Una noche fría de París

Pobre Arolas, te morías,

Cuarto oscuro de pensión

Una lluvia fina y gris

Y la muerte tras cartón.

 

Aquella noche en Montmartre

Estaba en copas, de fiesta,

Y vos oyendo tu orquesta

Pensando “pararte”.

.............................................

.............................................

Las notas de un tango tuyo

Desde el cabaret llegaban,

Y el bandoneón te rezaba

Un responso compadrón.

............................................

............................................

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Ángel D´Agostino  (Ángel Domingo Emilio D´Agostino)

 

Grabado por la orquesta de Ángel D´Agostino con la voz de Rubén Cané.

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Jorge Valdez.

 

Refiérese a Eduardo Arolas (Lorenzo Arola, 24-02-1892—29-09-1924),

apodado “El tigre del bandoneón”, a quien Cadícamo dedicó este tango.

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal