ROSA DE OTOÑO

(Rosas de otoño)

(vals)

 

 

Tú eres la vida, la vida dulce

Llena de encantos y lucidez,

Tú me sostienes y me conduces

Hacia la cumbre de mi altivez.

Tú eres constancia, yo soy paciencia

Tú eres ternura, yo soy piedad,

Tú representas la independencia

Yo simbolizo la libertad...

 

Tú bien lo sabes que estoy enfermo

Y en mi semblante claro se ve,

Que yo de noche casi no duermo

No duermo nada ¿sabes por qué?

Porque yo sueño cuánto te aprecio

De que a mi lado te he de tener,

Son sueños malos, torpes y necios

Pero, mi vida, ¿qué voy a hacer?...

 

Yo sufro mucho, me duele el alma

Y es tan penosa mi situación,

Que muchas veces por buscar calma

Llevo mis dedos al diapasón.

De tu desprecio nunca hagas gala

Porque si lo haces ¡Pobre de mí!

Quiéreme siempre, no seas tan mala

Vamos, ingrata, no seas así...

 

Letra : José Rial (h.)

Música : Guillermo Desiderio Barbieri

 

Grabado por Carlos Gardel con el acompañamiento de la orquesta de Francisco Canaro.

 

                       

AtrásMenú Principal