REFLEJOS

 

 

Ya en sus brazos, lo miré

Con amoroso ruego,

Y con ternura le imploré

Que fuera fiel a mi pasión.

Él clavó su vista en mí

Y en mis ojos al notar

Mi vida puesta en él,

Mi anhelo abrasador

Mi ardiente frenesí,

Me dijo con amor:

 

“Pebeta, veo en tus ojos

un límpido y claro espejo,

tu gozo se ve mirándolos

de tu alma son el reflejo.

Reflejan tu fe de amante

Reflejan tu amor triunfante,

Tan puro es tu mirar

Hay tanto bienestar,

Tanta gloria en él

Que me hace delirar

Y por mi honor jurar

Que he de serte fiel”

 

Cuando, cruel, me abandonó

Después de hacerme suya,

Mi pobre vieja me abrazó

Y en sus rodillas me sentó,

Y al clavar su vista en mí

Y en mis ojos al notar

La ausencia de candor,

Que me robó el traidor

Dejando de llorar

Me dijo con amor:

 

“Hijita, no hay en tus ojos

el límpido y claro espejo,

tu pena se ve mirándolos

de tu alma son el reflejo,

reflejan tu ideal vencido

reflejan tu amor perdido.

Tan triste es tu mirar

demuestra tal pesar,

tanto sinsabor

que me hace suspirar,

y junto a ti llorar

el perdido amor”

 

Letra y música : Francisco Canaro  (Francisco Canarozzo)

 

                       

AtrásMenú Principal