RECORDÁNDOTE

(ver glosa)

 

 

Indignado por el opio que me diste tan fulero

Francamente, estoy cabrero y jamás olvidaré,

Que una noche embalurdado, te juré que te quería

Mucho más que al alma mía y que a mi madre también.

Te acoplaste al cotorro de este vate arrabalero

Y te juro, hasta diquero por tenerte se volvió,

Se acabaron las verseadas de mi numen peregrino

Si era el verso más divino, llevarte en mi corazón.

 

Y en mis noches de lirismo

Por los tristes arrabales

Rimé tiernos madrigales

Que a tu lado deshojé.

Puse vida en cada estrofa

Mi amor, mi paz y ventura

Y la inefable ternura

De tu alma de mujer.

 

Cuántas noches en mi rante bulincito de poeta

Una lágrima indiscreta furtivamente cayó,

Pensé que fueras el verso más intenso de mi vida

Porque aún sangra la herida que tu espiante me causó.

Ya que sabés el secreto de lo mucho que he sufrido

Decime ¿quién te ha querido con más intensa pasión?

Y del fondo de tu alma, silenciosa, cruel y cruda

La hiriente verdad desnuda, te dirá tu corazón !

 

Letra : José De Grandis  (José Pedro De Grandis)

Música : Guillermo Desiderio Barbieri

 

Grabado por Julio Sosa con el acompañamiento de la orquesta de Leopoldo Federico. 

Grabado por la orquesta de Aníbal Troilo con la voz de Carlos Olmedo.

 

                       

AtrásMenú Principal