PRÍNCIPE

(1924)

 

 

Príncipe fui, tuve un hogar y un amor

Llegué a gustar la dulce paz del querer,

Y pudo más que la maldad y el dolor

La voluntad de un corazón de mujer.

Y así llorar, hondo pesar hoy me ves

Pues para luchar, no tengo ya valor,

Lo que perdí, no he de encontrar otra vez

Príncipe fui, tuve un hogar y un amor.

 

Y hoy que deshechos mis sueños bellos

Mi pie las calles, sin rumbo pisa,

Cuando les digo que he sido un príncipe

Los desalmados lo echan a risa.

Cuando les digo que fue la muerte

Quien de mi trono se apoderó,

Cómo se ríen de mi desgracia

Y es mi desgracia su diversión.

 

Loco, me dicen los desalmados

Y siento por todos lados: Loco, Loco...

Esos, que me insultan al pasar,

Nunca, nunca, mi recuerdo han de empañar.

 

Porque está aquí, dentro de mí, la verdad,

Y no han de ver la imagen fiel que quedó,

Querrán robar, - intento vano será -

No han de robar lo único que se salvó.

Y si perdí todo el poder que logré

Quién ha de impedir, que diga en mi dolor,

Príncipe fui, sí que lo fui, no soñé

Príncipe fui, tuve un hogar y un amor.

 

Letra : Francisco García Jiménez

Música : Anselmo Alfredo Aieta y Rafael Eulogio Tuegols

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.092, en 1924)

Grabado por la orquesta de Osvaldo Pugliese con la voz de Alberto Morán.

Grabado por Alberto Marino con acompañamiento de orquesta.

 

                       

A “Letras   A “Autor”    Menú Principal