PLEGARIA

(vals)

 

 

Recitado:

Virgencita del Luján

Milagrosa Virgencita,

Fuente sagrada y bendita

De amor, esperanza y paz.

Hoy yo te vengo a ofrendar

Este verso pobre y triste,

Ya que yo no sé rezar

Con él quiero demostrar,

Lo agradecido que estoy

Por el bien que vos me hiciste.

 

Traigo estas flores, de mi jardín

A tu santuario, con devoción,

Vengo buscando

Consuelo a mis males

En el amparo de tu protección.

 

No sé rezar, no sé llorar

Y vengo aquí

Con esta ofrenda

Despojada del jardín.

Yo quiero, Virgencita mía

Elevarte un ruego

Para que retorne a mi lado

La mujer que quiero,

Y en mi cantar, hecho dolor

Te doy mi amor,

La triste fe, de mi querer

Pongo a tus pies,

Y beso tu sagrado manto

Que me da esperanza

En tanto que la ya perdida

Tarda en renacer.

 

Mi Virgencita, fuente de fe

Líbrame el alma, de este dolor,

Y que retoñe el amor en mi pecho

Por la que adoro y me abandonó.

 

No sé rezar, no sé llorar

Y vengo a ti

Con esta cruz

Que dio el amor

Que ya perdí

Yo quiero, Virgencita mía

Terminar mi ruego

Pidiendo que vuelva a mi lado

La mujer que quiero.

Y en mi cantar, hecho dolor

Te doy mi amor,

La triste fe de mi querer

Pongo a tus pies

Y beso tu sagrado manto

Fuente de esperanzas,

Porque tus ojos claros dicen:

“Pronto va a volver”.

 

Letra : Gerónimo Sureda

Música : Antonio Sureda

 

(partitura edición c. 1944)

 

 

AtrásMenú Principal