PAN COMIDO

(1926) 

 

 

Sos un cáido de  la cuna, un pobre gato, un maleta

Que en los handicaps corridos, siempre quedaste parao,

Te has perdido el vento al póker, porque no tenés carpeta

Y sin embargo en la vida, nunca falta un buey corneta

Que haga correr la bolilla, de que sos un tigre mentao.

 

El hombre en pista liviana,

En barrosa o en pesada,

Si tiene sangre en las venas

Jamás se debe achicar.

Y a vos te han visto hacer buches

Amainando en las paradas...

Tendrás muy buenos aprontes

Sos de mucha atropellada,

Pero en finales reñidos

Sos maula, sabés temblar.

 

¿ Si no hay clase porque causa la vivís dándote dique

al fin y al cabo qué hazaña en tu cartilla cayó ?

Seguí nomás bellaqueando, creyéndote un buen dorique

Que si me apurás un poco vas a quedar en el pique

Pa´ que chillen los muchachos, que en todo “primero yo”.

 

Lo que uno sabe de viejo

A vos te falta, botija,

Sos potrillo de dos años

Recién darás mucho sport

Cuando andés como yo anduve,

“Como bola sin manija”

Tenés que nacer de nuevo

Para correrte una fija,

Y aunque te jugués el resto

No llegás al marcador.

 

No servís pa´ acompañarme ni siquiera en la partida

No tenés chance ninguna, pa´ mí que sos roncador,

Nunca marcaste buen tiempo, es muy pobre tu corrida

Si no te abrís en el codo, te mancás en la tendida

Te falta mas perfomance, pa´ salir de perdedor.

 

 

Letra: Enrique Dizeo

Música: Ismael Florentino Gómez

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.199, el18-02-1927)

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Alberto Echagüe.

 

Estrenado en el café “El Nacional”, por el cantor Pablo Eduardo Gómez – hermano del autor de la música - , en 1926.

 

                       

A “Letras   A “Autor    Menú Principal