MALA JUNTA

(1928)

 

 

Por tu mala junta te perdieron, Nena,

Y causaste a tus pobres viejos, pena,

Que a pesar de todos los consejos,

Un mal día te engrupieron

Y el gotán te encadenó...

 

¡Ay! ¿Dónde estás, Nenita de mirada seductora?

Tan plena de poesía, cual diosa del amor...

Nunca, jamás veré la Sultanita que en otrora

Con sus mimos disipaba mi dolor.

 

Recitado:

Guardo de ti recuerdo sin igual

Pues fuiste para mí toda la vida.

Mi corazón sufrió la desilusión

Del desprecio a su querer que era su ideal.

 

Y con la herida

Que tú me has hecho,

Mi fe has desecho

Y serás mi perdición.

 

Todo está sombrío y muy triste, alma,

Y nos falta, desde que te has ido, calma,

El vivir la dicha ya ha perdido

Porque con tu mal viniste

A enlutar mi corazón.

 

¿Por qué, mi amor, seguiste a esa mala consejera

que, obrando con falsía, buscó tu perdición?

Mientras que aquí está la madrecita que te espera

Para darte su amorosa bendición.

 

Recitado:

Dulce deidad, que fue para mi bien

Un sueño de placer nunca sentido,

Yo no pensé que ése, mi gran querer,

Lo perdiera así nomás, siendo mi Edén.

 

¿Dónde te has ido

mi noviecita?

Tu madrecita

Siempre cree que has de volver.

 

Letra : Juan Miguel Velich

Música : Julio De Caro y Pedro Láurenz  (Pedro Blanco)

 

Grabado por Agustín Magaldi con guitarras. (sello RCA Víctor, el 18-06-1928)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal