SUBLIME

(vals)

 

 

La brisa la trajo en su rodar

El cielo le dio su claridad,

Quería mirarme en esa risa

Y en su reír vivía

Una música ideal.

 

La quise con ciego frenesí

Ensueños que el viento se llevó,

Venía mi pecho de las sombras,

Y hoy mi querer la nombra

Temblando en su voz.

 

Y en sus ojos rondaba el amor

Y en su boca divina, una flor,

Sublimes sus ojos, sublime su boca

Que esta pasión loca me dejó.

Pero vino el invierno y con él

A tronchar nuestra dicha sin par,

Sublime el recuerdo que guardo por ella

Que hoy tras de una estrella está.

 

Letra : José María Ottado

Música : Juan Bellía

 

Grabado por la orquesta de Ángel Bellía con la voz de Pedro Bassini.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por el amigo Gerardo Quilici. 07-2017)

 

 

                               AtrásMenú Principal