SOLTERONA

 

 

 

Te estás poniendo vieja y aquel que esperás tanto

No llega con las flores de amor a tu balcón,

Dicen que te quedaste ya para vestir santos

Y que sin amor nunca murió tu corazón.

 

En largas noches negras de insomnios y deseos

Tus ojos se enrojecen cansados de llorar,

Y lívidas mañanas se clavan en tu cara

¡Señor, qué vida triste!, ¿Por qué tanto penar?.

 

El espejo es torturante

Y te muestra a toda hora,

Las arrugas destructoras

De tu pálido semblante.

Y también en su cristal

Se te aparece el soñado,

Como un caballero alado

De una leyenda oriental.

 

Mañana parta el mundo serás la solterona

La que no supo nunca tener una ilusión,

Y mientras por el barrio las gentes se sonríen

Tú estarás todavía soñando en el balcón.

 

En largas noches negras de insomnios y deseos

Tus ojos se enrojecen cansados de llorar,

Y lívidas mañanas se clavan en tu cara

¡Señor, qué vida triste!, ¿Por qué tanto penar?.

 

Letra : Leopoldo M. Torre Ríos

Música : Ángel D´Agostino y Julio Pollero

 

 

(colaboración enviada (letra) desde la ROU, por el amigo CésarElEmperador. 04-2018)

 

AtrásMenú Principal