ROBERTANGO GOYENECHE

 

 

 

Acaso te soñamos de pura soledad

De tanto andar rumiando nostalgias de Gardel,

Buscando en sus ojos colores de arrabal

Y tu mirada rubia se nos metió en la piel.

 

Con algo de jilguero llorabas tu inquietud

Volando con las alas de un pájaro cantor,

Y cuando se vestía de noche, el cielo azul

Los tangos pituqueaban cadencias en tu voz.

 

Polaco...

En un fueye que se quiebra estirando soledad,

Polaco...

Y la calle muerde ausencia al junar que ya no estás.

Florecían en el alma la nostalgia y el dolor,

Si enlazabas en un tango las angustias del alcohol.

Polaco...

Qué misterios palpitaban en la luna de tu voz,

Polaco...

A qué estrella peregrina le robaste la emoción.

Tu chamuyo recorría, pentagramas de ilusión,

Y dejaba en cada nota, cachos de tu corazón.

 

El día que te fuiste, Polaco, se piantó

El sol de tu vereda, la luz de tu zaguán,

Tu esquina desolada su luna descolgó

Y se quedó muy solo, muy solo tu gotán.

 

Letra : Martina Iñíguez  (Martina María Iñíguez)

Música : Jorfer  (Jorge José Fernández)

 

Grabado por Roberto Leiva con acompañamiento de conjunto.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) desde Las Rosas, por el amigo Oscar Lanza. 03-2018)

 

AtrásMenú Principal