RECUÉRDAME

(1948)

 

Era una tarde de tristeza,

Cuando mi alma y tu alma

Comprendieron que se amaban.

Fuego misterioso del destino,

Que nos puso en el camino

El verdor de cosa nueva.

 

Tiempo, mucho tiempo en tus ojos me miré,

Y pude calmar mi inmenso pesar,

Mas luego el destino con su trágico girar

Deja en nuestras almas el dolor de recordar.

 

Recuérdame también

Como yo, viejo amor.

Recuérdame y verás

Que estarás junto a mí.

Recuérdame que así

Volverá a revivir,

El tiempo que pasó y se enojó

No ha de morir.

Recuérdame también

En un día feliz,

O en otro opaco y gris

¡Recuérdame!.. ¡Recuérdame...!

 

Letra : María Bontempi Suembaldo

Música : Carlos Marchisio

 

Grabado por la orquesta de Domingo Federico con la voz de Carlos Vidal. (sello RCA, 30-09-1948)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

                               AtrásMenú Principal