PICHUCO    (II)

 

Decime que te vieron madrugando

Con un tango dulzón en tus rodillas,

De bandoneón la almohada ibas soñando

Jugando a ser Gardel con mil heridas.

 

De pantalones cortos llego el día

Que un fuelle de verdad te rezongaba,

Diciéndote ... ¡Che pibe, dame vida!

¡Que tengo a Buenos Aires encerrada!

 

Pichuco te llamó, el bueno de papá

Y comenzaste a ser para siempre inmortal.

Brillaste sin querer cambiar tu corazón

Y el pueblo te eligió lo mismo que al zorzal.

 

Con que molde te hicieron la ternura

Que en tus manos porteñas adornaste,

En los ojos de Zita la dulzura

Hecha tango la vida te alumbraste.

 

Cuando Homero se fue vos te perdiste

Y en tus ojos cerrados nació un llanto,

Un responso de adiós sonó muy triste

Despedidas te hicieron mucho daño.

 

Letra y música : Walter Larroquet  (Walter David Larroquet)

 

Grabado por Walter Larroquet con acompañamiento de conjunto.

 

 

(colaboración enviada (letra) por su autor, el amigo Walter Larroquet. 04-2023)

 

 

                               AtrásMenú Principal