VALS DE LA LLUVIA

(vals)

 

 

La tarde se demora en nuestro río

De manos y de espaldas y de besos,

Y el mundo es un secreto paraíso

Oculto en lo más frágil de estos versos.

 

Estoy en la frontera de tus ojos

Tratando de leerte los silencios,

Los besos siempre dicen otra cosa

Igual que las palabras, cuando te hablan de amor.

 

Y soy como la lluvia,

Me arrojo a tu cabello, desarmado,

Y soy un trapecista alucinado

Cayendo por tu escote, como una canción.

 

Y soy como la lluvia,

Y estallo en los rincones de tu playa,

No sé si soy un náufrago converso

O un mago que te ofrece su mejor función.

 

Yo rimo las estrellas con tu sombra

En sueños de astronauta y de poeta,

Me basta con saber que soy el verbo

Que siempre sobrevuela tu planeta.

 

Y guardo esta alegría indeclinable

De ser el que se instala en tu hemisferio,

Y te amo como el brillo del misterio

Bailando mi tormenta, por tu cuerpo de vals.

 

Letra : Raimundo Rosales

Música : Tato Finocchi  (Fernando Finocchi)

 

 

AtrásMenú Principal