SERENATA A MI MADRE

(vals)

 

 

El alba te encontraba en la cocina

Sonrisas de amasijo tu pan flauta.

Ese aroma perdura dentro mío

En un tiempo que borra las distancias.

Yo siempre te recuerdo allá en el patio

Haciendo los quehaceres de la casa,

Con un canto feliz entre los labios

Y el delantal bailando la mañana.

 

Bastaba una mirada para todos,

Tu manera de amar enamoraba.

Hoy mis versos te nombran, madrecita

Y a la estrella en que estás quiero alcanzarla.

Evoco aquellas noches estivales

Pisando la gramilla que regabas,

En juegos que al crecer se me perdieron

Y hoy vuelven con dulzor de serenata.

 

Me diste como ejemplo la firmeza

En todo aquel amor por las palabras.

No me olvido tus manos en la frente

Cada vez que un dolor me desvelaba.

Conservo tu retrato cual tesoro

Y como si en tu espejo me asomara,

Puedo ver en tus ojos la ternura

Que junto a Dios me ofreces, madre amada.

 

Letra : Norma Montenegro  (Norma Ester Montenegro)

Música : Jorge Dragone  (Nicolás Jorge Dragone)

 

 

AtrásMenú Principal