ROSARIGASINOS

 

 

 

Ya ven, estamos de vuelta, con nosotros no pudieron.

Ya ven, el tiempo ha pasado y las ganas no se fueron,

Prepárense los gomías, la noche, el tango, las minas

Que mataremos treinta años, a golpes de bandoneón.

 

Con el espíritu eterno de los muchachos que fuimos

Van a ver cómo se puede barajar y dar de nuevo,

Qué carajo importa el tiempo, si nosotros como el vino

Mejor cuanto más añejos, somos Rosarigasinos.

 

Vamos que hay un sueño por vivir

Y esta vez no debe ser un reflejo.

Vamos, que el pasado no se fue

Que seguimos siendo los mismos pendejos.

Vamos que empezamos otra vez

Treinta años no pueden volvernos tan viejos.

 

Despierta, la noche espera, está con las ligas puestas,

Que se encienda la ciudad, las calles, las avenidas,

Hoy hemos vuelto a la vida, de placeres y cervezas

Vuelta al dolor de cabeza, de vecinos y pebetas.

 

Por eso digo muchachos, esto es casi una amenaza

Al olvido y al pasado tomaremos por asalto,

Nunca nadie diga nunca, sólo los trapos son viejos

Viejo se ha puesto el espejo, que nunca nos reflejó.

 

Letra : Rodrigo Julián Grande y María José Demare

Música : María José Demare

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Carlos Isidro Giménez. 03-2016)

 

 

AtrásMenú Principal