RUBÉN…

 

 

 

Traías en tu voz y en tu chamuyo,

La voz del tiempo de antes

Y la del tiempo tuyo.

 

Jugado y entregándote cantabas,

Los tangos que nacían

Y los que regresaban.

 

Y porque te inundaba otro torrente,

Latía y respiraba entre tus manos,

Abriéndose y cerrándose doliente

Un bandoneón que acaso era tu hermano.

 

¡Rubén!, De los zorzales en la frente

Y el cielo cordobés sobre tu cuna.

Tu infancia y Buenos Aires tangamente

Abriéndote su Sur de niebla y luna.

¡Rubén! Ya sin tu voz nos preguntamos:

¿Al fin sembraste el fuego de tus cantos?

Decinos dónde está, con ellos vamos

A rescatar lo que nos falta tanto...

 

Cantaste para un tiempo que te abría

La oreja de la calle,

La noche que volvía.

 

Lo hiciste con tus tangos que brotaban,

De tu garganta nueva

Y al corazón llegaban.

 

Y fue que ardiste entero con la hoguera

De una ciudad cinchando a contramano.

Jugado con tu voz, a tu manera

Y el bandoneón que siempre fue tu hermano.

 

Letra : Héctor Negro  (Ismael Héctor Varela)

Música : Raúl Garello  (Raúl Miguel Garello)

 

Dedicado al cantor y bandoneonista Rubén Juárez. (10-2013)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Daniel Araque. 11-2013)

 

 

AtrásMenú Principal