ROSAS NEGRAS

(vals)

 

 

Ya no podré mirarla

Nunca, nunca,

Cual rosa milagrosa

La de mis ensueños,

Sus pétalos pequeños

Rojos, cayeron,

Juguete del “pampero”

De tu desamor.

 

Las horas que se fueron

Lejos, lejos,

Llevadas en los sueños

Que no han de volver,

Yo llevo de tu olvido

Rocío de angustia,

Para la rosa mustia

De mi padecer.

 

Si amar es sufrir

Detrás de mí, sonreí,

Yo vivo mi lenta agonía.

Y canto, para ocultar el llanto,

Cuidando ya el espanto

De la desilusión.

 

De tu cruel desdén

Yo soy culpable, mi bien,

Me acuso de amor infinito.

Delito, de no sentir agravios,

Y el alma a flor de labios

Te implora el corazón.

 

Letra : Alfredo Navarrine

Música : Severo Vietri

 

Grabación de una toma radial por Agustín Bancalari acompañado por la orquesta de Damián Ficarra.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por el amigo Ricardo Roig. 05-2013)

 

 

AtrásMenú Principal