VEREDAS DE DOS ORILLAS

 

 

 

 

En un boliche esquinero

Con mostrador de madera,

La mano ritual del trompa

Prende una cantora y vuelan,

Por mesas de truco y grapa

Tangos que barren y ruedan,

Asoman por las hendijas

Hasta inundar las veredas.

 

Las de aquí y las de enfrente

Que iguales son las baldosas,

Igualitas las rayuelas

Y el paraíso que espera,

A la eterna muchachada

Que en la pista se desvela,

Orientales y porteños

Con los pies pintan su aldea.

 

Y en el ensueño del vino

Cuando las sombras se aprestan,

Boliches de dos orillas

Sueltan amarras y vuelan,

Historias que en las guitarras

Cruzan el río y se llevan,

Las voces simples del barrio

Buscando nuevas veredas.

 

Letra : Mauricio Rosenkof

Música : Gustavo Mozzi  (Gustavo Oscar Mozzi)

 

Este tango fue compuesto especialmente con motivo de la nominación del Tango

como Patrimonio de la Humanidad.

 

 

(colaboración enviada por el amigo Alcide Perucca. 06-2011)

 

 

AtrásMenú Principal