UN COMPADRITO FUE

 

 

 

 

A la pradera en fiesta, vos debés recordar

Llegó una muchachada al circo a trabajar,

El tinglado en la plaza prontamente se alzó

Y alegre caravana el pueblito llenó.

Y el compadre que hacía de triste payador

A las maulas decía, con dulce entonación:

 

Tened cuidado siempre con el amor

Que es peligroso y amarga el corazón,

No fíes nunca maula de su falso esplendor

Que suele ser, de alondra, espejo engañador.

 

Un compadrito fue el que a una china

Fingiéndole querer daba su vida,

Ella pebeta fue y resbaló

Quedando bien cruzá por el amor.

 

Un día al conventillo un malevo llegó

Y a la luz de la luna dulce tango entonó,

La puerta del convento se abrió como un altar

Saliendo la muchacha que al compadre iba a amar.

Al son de la guitarra cariño le juró

Cruzando la pradera la maula sucumbió.

 

Pasó algún tiempo y el taita vino a huir

Y la muchacha ya no pudo reír.

Y entonces recordaba al triste payador

Y sus ojos lloraban temblando de dolor.

 

Letra : Alfredo Corral Moraleda

Música : José María Férriz Segura

 

Grabado por Carmelita Aubert con el acompañamiento de la Orquestina Granja Royal. (sello Odeón, España, 1931)

Grabado por Imperio Argentina con acompañamiento de guitarras.

 

 

(colaboración enviada por el amigo Gonzalo Sánchez desde Nueva York. 12-2010)

(agradecimiento a los amigos Rubén Avero Martínez y Johan por su colaboración en Todo Tango)

 

 

 

AtrásMenú Principal