SIN HILO EN EL CARRETEL

 

 

 

 

Barrio, qué mano cabrera,

Te volteó la ensaladera

De tu pinta sin igual.

Quién fue el taita corajudo,

Que fue y le arrancó a tu escudo

Tus ornatos de percal.

 

Que si cuál fue el farabute,

Que habló de ponerte un subte

Pa´ basurearte mejor.

Y quién, de puro alcachofa,

Batió mugre de esa estrofa

Que te compuso un cantor.

 

¡Ah!, Barrio del bufonazo,

Donde el “zurdo” Cachetazo

Tus boliches bautizó.

¡Ah!, Fondín del Petisito,

Donde el “loco” Puentecito

Borracho, se suicidó.

 

Ya el botón guardó la ronda,

Batistín cerró su fonda

De trucos “a la piú bela”.

Y la típica cortada,

Hoy está emperifollada

Con el piso de “asfaltela”.

 

Ya no se ve al “ricotero”,

Por el barrio mistonguero

Dar su pintoresca nota;

Con la cana trae al trote,

Gritando a todo cogote:

“Ricota fresca, ricota”.

 

Yo que te vi cuando pibe,

Con tus techos en declive

Pa´ chorrear el chaparrón.

Hoy te juro, me da bronca,

Y al pensar que nadie bronca

Me patea el corazón.

 

¡Ah!, Barrio de mis amores,

Se te piantan los colores

De tu compadre vergel.

Yo te miro suspirando,

Porque ya te vas quedando

Sin hilo en el carretel.

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Agustín Bardi

 

Grabado por Alberto Gómez con acompañamiento de guitarras. (sello RCA, 1931)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal