SALVADOR, EL INFLUYENTE

 

 

 

 

De los “cosos” pintorescos

Que hay por la ciudad,

Nunca falta el influyente

Que te salvará.

Siempre tiene la segura recomendación,

De un amigo diputado

O de un senador.

 

Todo lo hace por gauchada

No por interés,

Y se muestra hasta ofendido

Si algo le ofrecés.

Promete cualquier cosa

Y te entusiasmará,

Pero al fin, nada de nada

Te conseguirá.

 

De ponerse en “Salvador”

Hasta él mismo se engrupió.

Al que tiene un “merengue”

Da la solución.

Porque así vive feliz

Con su noble corazón,

Aunque al fin no te consiga

Ni una explicación.

 

Se muestra interesado

Por tus problemas,

Y entonces con urgencia

Te encajará,

Una tarjeta suya

Para un amigo,

Donde te recomienda

Como alguien más.

De los “cosos” que ligás

Recorriendo la ciudad,

No falta el influyente

Que te salvará.

 

Letra : Roberto Lambertucci

Música : Horacio Salgán  (Horacio Adolfo Salgán)

 

Grabado por la orquesta de Horacio Salgán con la voz de Miguel Montero.

(Del disco “Los cosos de Buenos Aires”. Salgán - Montero. 1973)

 

 

(colaboración enviada por el amigo Pablo Olaizola. 09-2010)

 

 

AtrásMenú Principal

 

 

En el año 1973 el poeta Roberto Lambertucci decide juntamente con Horacio Salgán la producción de un álbum discográfico que dibujara los típicos personajes de la ciudad de Buenos Aires. Cuando tuvieron listas la música y la letra, Salgán se dedicó a formar una gran orquesta además de su “co-equiper” Ubaldo De Lío, eligiendo al tucumano Miguel Montero, que se encontraba en el mejor momento de su carrera como cantor. Los personajes de Buenos Aires, en un disco que se llamó “Los Cosos de Buenos Aires” – que pueden ser de cualquier lugar del país, donde existieron y existirán – le prestan sus apodos a títulos como “Garronelli”, “El As de la manga”, “Salvador, El Influyente”, “El Pibe Corazón” o “El Viejito Mejillón”. Una acertada mezcla de porteñismo, con dulzura, inocencia, viveza criolla, desenfado; en fin, un producto concebido a partir del humor y del amor.