ROCÍO MALEVO

 

 

 

 

Yo soy de un barrio malevo

Rociado de madreselvas,

De la luna en cada esquina

Meciéndose de un farol,

Y de la luz que abrazaban

Las históricas contiendas,

Del potrero... de una copa

Y de una riña por vos.

 

Del poroto que se gana

En un punto de baraja,

Y de un guante entre las cuerdas

Que la campana ordenó.

De la hinchada, la gambeta

Y de un sueño en mi garganta,

Que te dice: ¡Madreselva!

Cada vez que grito un gol.

 

Yo soy de allí, con orgullo,

Hasta el final de mis días.

Tengo negro y rojo el pecho

Y fuego en mi corazón,

Que me quema cuando paso

Del otro lado ´e la vía,

Donde el viento me regala

El aroma de una flor.

 

Del club que ganó su fama

Por su inmortal sentimiento,

Un cielo lleno de estrellas

Que adormecieron al sol.

Dejó en las noches del barrio

Colgado como de un cuento,

Las madrugadas del alma

Y en el ocaso, mi voz.

 

Letra : Mariano Canegallo

Música : Christian Citterio

 

 

AtrásMenú Principal