REMINISCENCIAS

 

 

 

 

Qué triste es recordar venturas de un querer

Que inundó de luz, de encantos y placer...

Qué triste es revivir el bien que se adoró

Y comprender que ya la dicha se alejó.

Hermoso ensueño azul que un hálito fatal

Nubló sus florecientes virtudes y armonías,

Llenando de agonías

A mi alma pasional.

 

Llorá, llorá bandoneón

Volcá tu angustia y seguí,

Que unidos en la emoción

Alivio el mal que hay en mí.

Llorá, llorá bandoneón

Ya que mis penas sabés,

Y en lo imposible del olvido

Como un ruego te lo pido,

Que jamás me abandonés.

 

Los años se van,

Se ensaña el dolor,

Se estrella el afán

Del divino amor.

 

Llorá, llorá bandoneón

Que a tu profundo gemir,

Se asocia mi corazón

Cansado ya de sufrir.

Llorá, llorá bandoneón

Que al evocar el ayer,

En los suspiros de mis quejas

Van fluctuando cosas viejas,

Que ya nunca han de volver.

 

Letra : Juan Miguel Velich

Música : Pascual Clausi

 

 

(colaboración enviada por el amigo César desde la la R. O. U – 04-2011)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal