SEÑOR PAMELA

 

 

 

Señor Pamela se cansó y pegó la vuelta

La misma noche que cargó su última cruz,

Y melancólico, se puso a hacer la cuenta

De los tamangos que gastó por Godoy Cruz.

 

Cayó de pronto frente a aquel portón de hierro

Donde comentan que una vez murió de pie,

Un compadrito que ensartaron en el fierro

De una púa con caprichos de mujer.

 

Señor Pamela encomendó su cuerpo al cielo

Y los fantasmas de Palermo en un zaguán,

Acribillándolo a biabazos en el pelo

Lo embadurnaron con “Glostora” y alquitrán.

 

En una fonda de San Telmo, los domingos

Con una estampa renovada de varón,

Cantando tangos entretiene a los tilingos

Porque Pamela hoy ha vuelto a ser Ramón.

 

Y hoy todos hablan de Ramón, el pardo Alsina

Sin sospechar aquella historia del zaguán,

Pensar que aquella, ayer nomás, era una mina

Hoy es la gola más prosapia del gotán.

 

Ya no lo vieron nunca más por las esquinas

Ni regresó por Guatemala y Godoy Cruz,

Hoy usa esmoquin y se peina a la gomina

Se rechifló de los esmaltes y del “rouge”.

 

Cómo no iba a rechiflarse de la yeca

De las biandungas de la yuta y el bacán,

De los tornillos del invierno y los babiecas

Que por la crisis, ya no pueden gatillar.

 

Cuando Pamela o el mentado pardo Alsina

Entona triste “Malevaje” o “Ventarrón”,

La gente dice que a Ramón le sobra esquina

Y que lo envidia ser tan macho y tan varón.

 

Letra : Alejandro Szwarcman  (Alejandro Gregorio Szwarcman)

Música : Ariel Prat

 

Grabado por Ariel Prat y su conjunto y como voz invitada María Volonté.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración del Dr. Vicente Luis Cuñado. 09-2008)

 

 

AtrásMenú Principal