SARGENTO CABRAL

(milonga)

 

 

Oír Sargento Cabral

En Sudamérica entera,

Es como si a él se le viera

Sobre un magno pedestal;

Pues su figura fue tal

Y tal su comportamiento,

Que importó abrirse el cimiento

Donde más tarde, en la historia,

Con lo inmenso de su gloria

Se le hiciera el monumento.

 

Cabral está en el clarín

Que se escucha en los cuarteles,

Del escudo en los laureles

En lo eterno, en lo sin fin;

Está donde a San Martín

Se le quiere recordar...

Y se le ve al desmontar

Del caballo a un Granadero,

Como en su gesto postrero

Que lo hizo inmortalizar.

 

Cabral se oirá en toda escuela

En boca de profesores,

Como se oye en los tambores

Y en el rodar de la espuela;

A Cabral les nombrará

Como en San Lorenzo, allá,

Lugar de los hechos reales,

Lo nombran entre sauzales

Las aguas del Paraná.

 

Su nombre es un centinela

Que en la Patria se pasea,

Que va y viene como idea

Siendo ejemplo que consuela;

Por eso y porque se anhela

Que permanezca inmortal,

Poderosa y cristalina:

¡Viva la Patria Argentina

que dio un Sargento Cabral...!

 

Letra : “Charrúa”  (Gualberto Márquez)

Música : Virginia Vera

 

 

(colaboración enviada por el amigo César, desde la R. O. U., 08-2009)

 

 

AtrásMenú Principal