SOÑANDO

(milonga)

 

 

Anoche mientras dormía

Soñé con Carlos Gardel,

Les aseguro que era él

Quien sonriendo me decía:

“Andate de parte mía

Y le avisás a Razzano,

A Martino, a Leguisamo

A “orientales” y “porteños”...

Que tuviste este sueño

Hacéme el favor, hermano”.

 

“Y decí de parte mía

Que es chimento el accidente,

Que no lleven la corriente

A toda esa fantasía.

Decile que la voz mía

Pronto la irán a escuchar,

Porque la van a irradiar

Desde un punto muy lejano...

En donde, tarde o temprano

Todos me van a encontrar”.

 

“Con Riverol, con Le Pera,

Con Barbieri, con Aguilar,

Nos decidimos firmar

Un contrato de primera.

“Pacho” buscó la manera

De contratar un cuarteto,

La Paquita, el pibe Ernesto

Y Betinoti después...

Así que, hermano, ya ves

Es mentira que yo he muerto”.

 

“El cuento del accidente

Lo hicieron pa´ despistar,

Sino, ¿Quién iba a dejar

que me fuera de repente?.

No dejés que se comente

Que nos vinimos al suelo,

No se hagan tomar el pelo

Con ese cuento mal hecho...

Porque nos fuimos derecho

A la gran Radio del Cielo”.

 

“De todos, lo que más siento

Después de mi madrecita,

Es el noble guitarrista

Que nos dio su asentimiento.

En el preciso momento

Que íbamos a partir,

Él tuvo que desistir

Porque no pudo pasar...

¡Ah, gran amigo Aguilar

cuánto tendrás que sufrir!”.

 

Cuando Carlitos lloraba

Con gran pena y desconsuelo,

Descorrióse un blanco velo

Y yo absorto, despertaba.

Y al escuchar que cantaba

La Maizani, al parecer,

Llorando el feliz ayer

Con acento dolorido...

Mi Buenos Aires querido

Ya no te volveré a ver.

 

Letra : Francisco Sciscente

Música : Antonio Sixto Moreno

 

 

AtrásMenú Principal