SENTIR TANGUERO

 

 

 

Cuando escuchaba, desde mi pieza

Las notas ésas, de un tango flor,

Sentí que siempre me seguirían

Y que serían mi resplandor.

Y cuántas veces, allá en mi cuarto

Estando harto de miseriar,

Juntando un fueye con mi piano

Pudimos juntos resucitar.

 

Luego, fue la actuación en la orquesta

Donde pude empezar a soñar,

Llevo prendido al alma, el recuerdo

Porque fue el que abrió la puerta,

Del tango, que es mi fiesta

Y por siempre lo será.

 

Y esos recuerdos son hoy mi gozo

De un tiempo hermoso que ya se fue,

Pero ese brillo yo sé que un día

Será la guía de un renacer.

Y entonces viejo, reviviremos

Y mantendremos esa ilusión,

Allá en el barrio sigue esperando

En una esquina, nuestra canción.

 

Pero, ¿Dónde estarán los amigos?

Ese jirón de la juventud,

Sólo pienso en un reencuentro alegre

Ya que los quiero conmigo,

Muchachos, hoy yo les digo:

¡Barra querida, salud...!

 

Letra y música : Alberto Félix Ferreyra

 

 

AtrásMenú Principal