PREÑADO DE GRIS

 

 

Se fueron todas tus penas y las mías

Aquella noche feliz de nuestra unión,

Qué bien le hicieron, tus ojos a mi vida

Cuánto te quiso, mi amante corazón.

 

Hoy, yo no entiendo que fue lo que ha pasado

Quién puso nubes de hastío a nuestro amor,

Vos me dijiste que debemos separarnos

Y ni amagué siquiera, por impedir tu adiós.

 

Ya ves, nos quedamos

Los dos sin palabras,

Aquella mañana

Que nos vio partir.

Tu voz era un resto

De vida quebrada,

Mi voz, era un grito

Preñado de gris.

 

Por qué nos amamos

Me pregunto ahora,

Que estamos enfrente

De una sinrazón.

Si fuiste tan buena

Y yo fui decente,

De los dos, quién quiso

La separación.

 

Cuánta esperanza, jugaba en nuestros sueños

Cuántas sonrisas de amor, entre tú y yo,

Se adivinaba que estábamos contentos

Que un rumbo bueno, se abría para los dos.

 

Yo sé que ahora la voz de la amargura

Cambió un encanto, por esta sinrazón,

Tal vez no fuimos más que amigos y esta duda

Se aferra a mis antojos, como una maldición.

 

Letra : José María Suñé

Música : Javier Mazzea

 

Grabado por la orquesta de Florindo Sassone con la voz de Rodolfo Lemos. (1975)

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal