PARISINA

(arreglo en vals)

 

 

Mi parisina, rubia y divina

Rosa de Francia que ayer dejé,

Hoy que recuerdo la pesadilla

Que en la bohardilla, vio mi amor.

Sufro pensando, mi parisina

Que en la neblina de aquel adiós,

Te haya clavado, en una esquina

La cruel espina de aquella tos.

 

Sangró tu pecho, mi parisina buena

Y con mis besos calmé tu gran dolor,

“Bésame siempre así”, me suplicó tu voz amada

Mientras te apretujabas junto a mí.

Aunque distante, mi parisina buena

Jamás me olvido de lo que fue tu amor,

Pedazo de rubí, que se rompió con el fracaso

De no tener mis besos junto a ti.

 

Mi parisina, rubia y divina

Rosa temprana que ayer dejé,

Cuánto sufrimos, cuánto gozamos

Un alma sola y un querer.

Fueron testigos de aquel romance

Mis veinte años y tu candor,

Fresca muñeca que ya llevabas

Junto a tu sombra, la ley de Dios.

 

Letra : Raúl Gramajo  (Raúl Augusto Gramajo)

Música : Miguel Nijensohn y Roberto Arrieta  (Pedro Rosa Arrieta)

 

Grabado por Roberto Arrieta con el acompañamiento de la orquesta de Américo Caggiano. (Méjico)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal