VIOLETA

(vals)

 

 

Fue allá en la sombra  de los naranjos

En una tarde primaveral,

Con las caricias de suaves brisas

Nació este idilio, tan pasional.

 

Tú me mirabas, muy tiernamente

Con el influjo de tu gran bondad,

Era la vida que me ofrecías

De inmensa dicha, para soñar.

 

Violeta, te quiero, te adoro

Bien sabes, por Dios,

Violeta, mi vida

No dudes que es tuyo mi amor.

Violeta, si acaso

La suerte adversa se nos da,

Violeta, muy juntas

Nuestras almas estarán.

 

Y así siguieron, con fuertes dichas

Con el encanto de la ilusión,

Y así forjamos, enamorados

Un mundo hallado para los dos.

 

Quiera la vida, por siempre unidos

Nadie separe esta comunión,

Dos corazones se han encontrado

Merecen juntos morir de amor.

 

Letra : Raúl Costa Olivieri

Música : Florindo Sassone  (Pedro Florindo Sassone) y Javier Mazzea

 

Grabado por la orquesta de Florindo Sassone con la voz de Osvaldo De Santi.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal