SIGA EL TANGO

 

 

 

Siga el tango... siga el baile...

Al compás de bandoneones,

Pa´ ensanchar los corazones

Pa´ reír, para gozar.

Siga el tango... la alegría...

A matar todas las penas,

Que se rompan las cadenas

Que ligó el verbo amar.

 

Hay que olvidar...

Yo busco en la milonga

Un alivio, un consuelo.

Porque el amor...

Sus penas me rezonga

Y renueva mi desvelo.

Di el corazón...

Me lo arranqué del pecho

Sin temores porque amaba.

Y la traición...

Que siempre está en acecho

Me dejó sin corazón.

 

Siga el tango... siempre alegre...

Siempre triste, marrullero,

Como aquel cariño fiero

Que tanto me hizo penar.

Suenen fuerte bandoneones

Y produzcan alborozo,

Para matar el sollozo

Que se me quiere escapar.

 

Yo a mi dolor,

Voy dejando dormido

En las fibras de mi llanto.

Mientras mi amor,

Va quedando esparcido

En las notas de mi tango.

Hice otra vez,

Que en mi alma renaciera

Ese aroma que envenena.

Otra vez más,

Haría que muriera

Por no sentirlo jamás.

 

Letra : Francisco Antonio Bastardi

Música : Edgardo Donato y Carlos Warren

 

 

AtrásMenú Principal