SIETE DE ABRIL

(1927)

 

 

Al compás lerdo de un tango que bailé
y entre las quejas que oí del bandoneón,
Como cantándole una canción de amor
le declaré todo mi profundo ardor.
Tan bella estaba esa noche, que soñé
hacer mi dicha y formar un buen hogar,
Y entre sueños también creí besar
sus labios llenos de afán.
 
Fue ese día que la vida me dio
Y es ese día que abrió en mi corazón,
Un gran deseo de hacer aquel hogar
Con la mujercita que me quiere ya.
Porque no vino más que de la ilusión
porque ya creo en mis brazos estrechar,
A la dueña de mi hogar que me dará
La eterna felicidad.
 
Siete de abril, no te olvido
Porque en tu día fui feliz,
Porque tengo la esperanza
que esos sueños he de vivir.
Porque mi corazón siente
Que aquella dicha se va a cumplir,
Porque vivo para ella,
Porque ya sin verla esta ilusión bella
No podrá vivir.

 

Letra : Juan Luis Gallego

Música : Horacio Blanco

 

 

AtrásMenú Principal